El telemarketing tal como su nombre indica es una comunicación personalizada a través del teléfono con clientes potenciales en la que se ofrecen ventajas de productos y servicios para incrementar las ventas. Para garantizar que esta modalidad de Marketing directo tenga éxito es necesario crear una buena campaña de telemarketing con objetivos claros, planificando las acciones que se quieren realizar para ejecutarlas, supervisar el proceso en tiempo real y poder hacer los cambios necesario para lograr los objetivos. Es decir marcar una estrategia bien definida y estructurada.

Telemarketing como opción para crear BBDD

El telemarketing ha experimentado un crecimiento notable a lo largo de los años gracias a las nuevas tecnologías y se ha sabido adaptar a las necesidades de una empresa mediante programas concretos para cada actividad y mercado. Hoy en día son muchas las empresas que utilizan el marketing telefónico para diversas tareas, tales como llevar a cabo el servicio de atención al cliente, dar soporte al departamento de marketing, realizar estudios de mercado o rentabilizar el departamento comercial.

Una campaña de telemarketing nos permite llegar a nuestro público objetivo a un coste inferior, gestionar base de datos y ofrecer resultados inmediatos y medibles. Este servicio también se puede externalizar para ahorrar costes y permitir que la empresa pueda acceder a recursos especializados más fácilmente, así como dedicarse de lleno a su core business y aprovechar la externalización para dar una atención al cliente más cualificada y con una mayor profesionalidad.

Para conseguir que una campaña tenga éxito y sea rentable, lo primero que se tiene que hacer es una buena segmentación de las bases de datos o CRM, ya que permitirá seleccionar a clientes potenciales a través de un estudio de su comportamiento: gustos, edad, lugar de residencia, historial de compras… Así se logra que la BBDD siempre esté actualizada y bien segmentada. La confianza que se crea entre cliente y empresa consigue aumentar los índices de respuesta y el retorno de la inversión (ROI) junto a otras herramientas de marketing directo.

El contacto telefónico es uBuen antención y estrategia con el telemarketingna herramienta muy potente a la hora de provocar la compra por impulso, además de que se puede ofrecer diferentes servicios que ayuden a fidelizar al cliente como por ejemplo llamar a antiguos prospects para que vuelvan a comprar o que ayuden a generar nuevas ventas con los pros y contras del producto o servicio que se ofrece.

El equipo que forma el call center tiene que estar cualificado, con facilidad de comunicación, un correcto uso del lenguaje y vocabulario adecuado. Además tiene que saber escuchar y tener dotes de persuasión para que puedan transmitir con eficacia aquello que ofrecen. Antes de empezar con las llamadas el equipo tiene que preparar las pautas claves para que el cliente no cuelgue el teléfono.Tiene que dar razones convincentes de por qué el servicio que se vende es el mejor y tienen que tener preparadas unas respuestas coherentes a sus negativas.

Una vez puesta en marcha la campaña y finalizada, se procede al control de resultados y de los costes que permiten hacer cambios y ajustes durante el proceso de la campaña para mejorar el rendimiento, aprender de los errores y mejorar en próximas campañas.

El telemarketing es una herramienta que ofrece grandes ventajas.Tener una buena BBDD que cuente con un alto grado de segmentación y sobretodo que tenga el permiso de los usuarios es un valor que marca la diferencia con cualquier otro tipo de campaña publicitaria. Todo esto nos aportará una mejor ventaja con respecto a la competencia del sector, contribuyendo así a aumentar las ventas y a obtener resultados más eficaces. Es una manera de dirigirse a personas que buscan servicios o productos que ofrece una empresa, de un modo directo y sencillo y además el mensaje te da la capacidad de internacionalizar un negocio sin que esto conlleve unos gastos excesivos.