Logo adSalsa

Los proveedores de servicios de Internet (ISP) emplean filtros de calidad cada vez máslimpieza exigentes. De tal modo que cada vez es más difícil alcanzar la bandeja de entrada de nuestro público objetivo. Una nueva realidad se nos presenta y esta presencia es cada vez más palpable: necesitamos la total complicidad del destinatario.

Los ISP son exigentes y cada vez desvían más correos electrónicos hacia la bandeja de correo no deseado. Por eso hemos de estar alerta. Los filtros atispam de estos ISP pueden desestimar nuestros envíos porque muchas de las direcciones a las que van dirigidas no son validas.

Si una compañía lanza correos a un número elevado de direcciones que son consideradas no validas los filtros antispam bloquearán el mensaje y habremos fracasado en nuestra labor. Nuestra comunicación se perderá y pocas de las personas consideradas nuestro público diana rescataran la información de su bandeja de “Correo no deseado”.

Con el fin de evitar que esto te suceda te ofrecemos estos tres consejos:

1- Actualiza: Los datos de tus seguidores pueden estar en constante cambio. Estudios de ReturnPath aseguran que “más del 30% de los usuarios cambian su dirección de email cada año”
2- Controla: Fíjate si hay rebotados en tu lista. Estudia las horas que funciona mejor y las respuestas de tu público.
3- Elimina: Procura eliminar todos los correos que no sean validos. No valen para nada y sólo pueden traerte problemas.

Hay un sinfín de plataformas de envíos en el mercado. Cualquiera de ellas suele ayudarte a mantener tu lista de envíos en perfecto estado. Así que tienes dos opciones: o te la juegas tu mismo o acudes a especialistas. Sea cual sea tu decisión ten en cuenta una cosa: el respeto al destinatario es esencial. Limpia las bajas, los rebotes duros y cuida tu lista. Esta será la mejor manera de sacarle el mejor resultado