Logo adSalsa

El año 2012 significó el pistoletazo de salida para la invasión definitiva del Smartphone. Mobile EmailUna situación que nos coloca a las puertas del mundo “smart”. A expensas de ver lo que es capaz de ofrecernos la SmartTV, el teléfono inteligente nos ha mostrado de momento ser un efecto dinamizador del sector del marketing y la publicidad. El Email Marketing, por supuesto, no podía quedar al margen.

Esta tendencia es refrendada de acuerdo a los datos ofrecidos por el ya reconocido Barómetro de Splio. Si durante el primer semestre la apertura de emails a través del móvil estaba en el 23,06%, en el segundo semestre del año ya alcanza el 28,45%. Un crecimiento que supera los 5 puntos y que hace presagiar un crecimiento rápido y continuado.

En un artículo publicado por el portal Marketing Directo el pasado 19 de febrero de 2013, bajo el título “El email marketing apuesta por los dispositivos móviles”, se apoya aún más esta teoría. Apoyándose en un estudio de Eco, el artículo desvela que “sólo una cuarta parte de las empresas que utilizan el Email Marketing, lo adaptan para mobile”. Una estadística refrendada por el máximo responsable de Eco, Torsten Schwarz, quién defendió que el Smartphone no tardará mucho en superar al ordenador convencional como principal dispositivo para consultar correos electrónicos.

Hipótesis que puede ser validada si volvemos al estudio de Splio, que señala un aumento desde el año 2011 al 2012 que ronda los 15 puntos.

La tendencia mostrada por los “consumidores” de nuestras “comunicaciones” nos señala que deberemos estar preparados en un futuro muy próximo. El Email Marketing debe adaptarse a los nuevos tiempos, y con ello a los nuevos formatos donde está llamado a ser visualizado el correo electrónico.

A día de hoy podría destacar dos post que me han gustado sobre el tema y de los que se pueden extraer los principales cambios que debe acometer el Email Marketing:

1.- Diseños sencillos a una columna. El ancho debe de estar entre 500 y 600 pixeles para facilitar al máximo la lectura.
2.- Reducir área de interacción de botones y enlaces a 44×44 pixeles.
3.- La fuente debe tener un mínimo de 13 pixeles. Aunque realmente el tamaño dependerá de la fuente elegida.
4.- Los elementos que deseemos destacar deben ocupar la parte superior del Email.
5.- El texto debe dar una vuelta de turca aún mayor: necesitamos más concisión.
6.- El contenido tiene mucha importancia, pero han de estar segmentados. Un ejemplo son las redes sociales. Cada cosa tiene su sitio.
7.- Coloca el Call to Action al final del texto. Esta premisa surge bajo la hipótesis aportada por Imedina, quien asegura en el Blog de Doppler que quién está interesado hace scroll y es ahí justo donde hay que venderle.

Estas son las 7 adaptaciones que destacaría sobre este tema. No obstante hay que pisar tierra, y por muy bonito que nos parezca que el móvil alcance casi el 30%, eso mismo significa que el restante 70% lo hace a través del ordenador. Así que, por favor, no nos volvamos locos. Lo primero va primero, y cuando llegue lo próximo, ahí tenemos que estar.