Logo adSalsa

Una vez más el comercio electrónico debe prestar atención, pues el pasado 13 de Junio nueva_ley_consumidoresentró en vigor una nueva Ley del consumidor que afecta directamente al e-commerce.

El objetivo de esta nueva Ley sobre los consumidores es adaptarse a la nueva Directiva comunitaria europea 2011/83; en otras palabras se pretende una regulación del marco legal común a todos los estados que forman parte de la Unión Europea. Es evidente que todo lo relacionado con los derechos de los consumidores tiene un fuerte impacto en el comercio electrónico, y por lo tanto estos deben estar atentos y adaptarse lo antes posible a esta nueva ley.

Con el fin de facilitar la comprensión de los cambios que genera esta actual ley, señalaremos las claves principales para adaptar la tienda online a este nuevo marco jurídico.

1. Información pre-compra: el empresario debe informar de forma clara y sencilla de cualquier gasto o suscripción que conlleve la compra, por ejemplo deberá informar del precio de gastos de envío.

2. Derecho de devolución: el plazo para realizar una devolución se ha ampliado de 7 a 14 días naturales. Además, el empresario tiene la obligación de garantizar al cliente todo lo necesario para dicha devolución, como puede ser un formulario de desistimiento o similar. En el caso de falta de información por parte del empresario, el consumidor puede realizar la devolución hasta 12 meses después.

3. Pagos adicionales: antes de confirmar cualquier compra, el empresario debe informar de todo pago adicional a su cliente. Queda totalmente prohibido que el empresario “deduzca” que su cliente quiere un embalaje de regalo o un envío urgente… casos en los que se deduce que conllevan un incremento o un valor añadido al precio de compra del producto. En un caso similar a este, el consumidor tendrá todo su derecho a pedir un reembolso de dicho pago.

4. Confirmación de venta: la ley habla de “ pedido con obligación de pago” que se refiere a que toda compra tendrá que ser confirmada mediante un “botón” en el que el consumidor indique, de manera contundente, que quiere realizar su compra y por tanto paga por el producto deseado. El “botón” tendrá que contemplar expresiones como “comprar ahora”, “confirmación de pago”, “confirmar pedido” u otras similares.

5. Información post-compra: tras haber realizado la compra, el empresario debe confirmar al consumidor que el pago o pedido ha sido realizado con éxito. Esta confirmación en una tienda online suele ser el correo electrónico, y dicho email deberá ser confirmado al cliente en un periodo razonable de tiempo.

Estas son las 5 claves principales que pretende eliminar las diferencias entre los mercados online y así armonizar la normativa de consumo en la Unión Europea.