Logo adSalsa

El mundo al alcance de un dedo. La huella digital parece llamada a superar al ya clásico dedopuntero del “mouse”. Ésta es al menos una de las teorías que cuenta con más apoyos en el mundillo del Online Marketing. Más allá de adaptaciones preciosistas hemos de vislumbrar el océano inmenso de posibilidades que se abre ante nosotros. Seguramente muchos opten (como ya hicieron en anteriores ocasiones) en “matar” una tendencia que no es que sea joven, es que aún gatea.

La llamada “usabilidad” debe instaurar su cátedra en la tecnología Mobile. Tablets, smartphones, y todo aquello que venga, deben de recibir y presentar los contenidos de acuerdo a sus exigencias técnicas. Algo que aún no sucede y cuya práctica parece preocupar sólo a unos pocos. Lo curioso del caso es que la adaptación no debe ser nunca el objetivo último al que debemos aspirar. La adaptación es un paso indispensable. Una necesidad de la que no podemos huir, y que nos repercutirá de un modo muy negativo en caso de que no la abordemos. El objetivo no es ese. El objetivo es la optimización.

Ser capaces de sustraer todo el meollo a una forma de interactuar totalmente distinta a la que se ha dado durante estos años es imprescindible. Ser los primeros en hacerlo nos dará una ventaja competitiva; ser los mejores requiere una continua adaptación.

No podemos pretender que el usuario que recibe nuestro email o que navega por nuestra landing page lo haga del mismo modo a través de un ratón que a través de su dedo. La experiencia del usuario no es la misma. ¿Cuántas formas se te ocurren de sorprender? ¿Cómo atraer? ¿Qué ventajas nos ofrece que esto sea así? Esperemos que a nadie le dé por defender que el Email Marketing Mobile quedó obsoleto antes de responder estas preguntas. Sería un desperdicio.