Logo adSalsa

Joan Llácer
Account Manager 

La eficacia del Email Marketing depende de la calidad de la base de datos. Qué fácil es formulariohacer una afirmación tan obvia y qué difícil es contar con usuarios interesados en el producto o servicio. Además, es indispensable que éstos hayan dado su consentimiento para recibir comunicaciones vía email. Sin embargo, que sea complicado no significa que sea imposible como ya vimos en el ebook “70 Técnicas Eficaces para Captar Emails”. Implementar un formulario en la Web, por su sencillez y productividad, es una de las principales técnicas.

Si llevar tráfico a una Web fuera sencillo, los profesionales del SEO y el SEM no estarían tan solicitados. Por tanto, hay que sacar el máximo de cada visita recibida porque si alguien ha accedido a la página es porque algo le ha llamado la atención. Probablemente la primera vez no comprará pero, si encuentra motivos para volver, al final lo hará. Para ello, hay que fidelizarlos dándoles algo a cambio como, por ejemplo, una Newsletter con las últimas ofertas y novedades.

Una vez en la Web, el usuario tiene que ser capaz de localizar el formulario a simple vista porque, de lo contrario, parte de los esfuerzos para conseguir su fidelidad se irán al traste. Lo más recomendable es que el formulario se encuentre en la parte superior de la Home y que quede bien claro qué van a recibir (“Suscríbete y recibe las mejores ofertas en tu correo”) y qué información deben introducir para cumplimentar la suscripción.

Estamos cansados de ver formularios interminables que pretenden conseguir toda nuestra información a las primeras de cambio. Esta estrategia es errónea porque gran parte de los que pretendan suscribirse se echarán para atrás. Hay campos, como el teléfono, que causan cierta repulsión (“¿Y si me llaman?”) y, por eso, es conveniente pedir únicamente la información esencial. En la mayoría de los casos, con el email es suficiente para poder comunicarse con el usuario de forma efectiva. Lo importante es conseguir el registro, más adelante se pueden llevar a cabo otras acciones para tratar de enriquecer estos contactos y, así, poder afinar más en la segmentación.

Al formulario lo tiene que complementar al menos un email. Su finalidad conseguir que el Doble Opt-In del contacto, es decir, dar validez a los datos introducidos. De esta manera, el usuario no se incorporará a la base de datos hasta que no haga clic en el enlace de confirmación del email. Mientras tanto, aprovechamos el email para dar la bienvenida al usuario y agradecerle el interés. También veremos casos en los que este procedimiento se lleva a cabo con dos emails: uno de confirmación y otro de agradecimiento. Evidentemente, para recibir el segundo se ha de confirmar el primero.

Al final, el éxito en Email Marketing no depende del número de usuarios ni del número de emails enviados, sino del número de interactuaciones entre la compañía y sus usuarios.