Logo adSalsa

En tiempos de crisis las ventas no son nada fáciles; no obstante hay personas que tienenbuen_vendedor el don del buen vendedor (aunque esto no elimina el trabajo duro que conlleva) Hoy vamos a dedicar unas palabras para desvelar 3 falsedades sobre este buen vendedor.

1. El buen vendedor debe informar al cliente con detalle

El cliente ahora tiene toda la información que necesite en la página web. Pero no sólo queda en eso, sino que hoy en día podemos ver la opinión de otras personas en relación al producto que nos interesa. Incluso tenemos la posibilidad de conocer las referencias o recomendaciones de otros consumidores. Por lo tanto, ¿qué información necesita ofrecer el vendedor a su cliente? Pues más bien poca.

2. El buen vendedor vende hasta una nevera a un esquimal

No es que sea una falsedad es que es una sandez. Al buen vendedor no le interesa vender una “nevera” a un “esquimal” ¿Qué ganaría con esa venta? La respuesta es: Nada. El buen vendedor sabe que el éxito está en la repetición o continuidad. Pongamos por ejemplo a una gran empresa como McDonald’s. No le interesa vender millones de hamburguesas un día al año, sino que sus clientes vuelvan a su establecimiento y día tras día se consigan clientes fieles. Es por esta razón por la que al buen vendedor no le interesa complicarse demasiado en una venta “casi imposible” a la que no va sacar rentabilidad; el buen vendedor busca ventas más fáciles y de las que pueda extraer rentabilidad, continuidad y siempre fidelizando con sus clientes.

3. El buen vendedor conoce bien las técnicas de ventas

Un buen vendedor no se queda simplemente con las técnicas de ventas que le han podido enseñar desde fuera, sino que además de esas técnicas, el buen vendedor sabe que la confianza es fundamental para conseguir una venta. Que un cliente decida comprarte a ti es porque le has inspirado la confianza que necesitaba.

Es más, aunque el vendedor no tenga en sus manos el mejor producto del mercado… ¿cómo puede llegar a venderlo?, pues de manera muy sencilla. El consumidor no compra el mejor producto, sino el producto que el cliente considera mejor para él en ese momento determinado. Pero ¿cómo ha elegido ese producto en concreto?, pues porque tira más el “saber hacer” del vendedor que el mejor producto del mercado.

En definitiva, el conocimiento de las técnicas de venta, el saber generar confianza, la motivación y el trabajo duro son las claves del éxito. Citando a Lope de Vega, él hablaba sobre “El arte de hacer comedias”; pues de la misma manera un vendedor debe conocer “el arte de hacer ventas”