Logo adSalsa

Tengas el tipo de negocio que tengas seguro que tu único objetivo es aumentar las ventas online y lo que es más importante, ganar visibilidad para hacer realidad esas ventas. Para ello hay que tener claras las estrategias y centrarse en la que más le conviene a tu negocio. El marketing online se respalda en una serie de conceptos únicos que hacen posible el éxito al implementar la estrategia más adecuada.

La web en la que trabajas es como si fuera la tarjeta de presentación de tu empresa y será atractiva si plasma correctamente a qué se dedica, a quién está dirigida, qué es lo que ofrece, cómo y en qué condiciones. Estos datos sumados a un buen diseño se traducen en mayores visitas y más retención de los usuarios en la web.

Es muy importante que la web tenga un blog con contenidos de calidad para informar al cliente y además con buenas palabras clave se conseguirá el posicionamiento SEO necesario para obtener buenos resultados.

Por su parte el Email Marketing es una manera de fidelizar todavía más al cliente porque además de ofrecer todas las novedades se puede saber el número de personas que han abierto el correo, cuantos han hecho clic y cuantos han convertido.

Las redes sociales también tienen un papel muy importante ya que su finalidad no es la de vender si no la de que los seguidores participen activamente con los perfiles y que acaben visitando la web. Las más usadas y con las que se logran más resultados son Facebook, Youtube, Twitter, Instagram, Pinterest y Linkedin. El orden de importancia depende del sector y tipo de empresa que sea.

Una vez tengas todos estos puntos claros es hora de planificar tu estrategia de la forma más correcta con 4 claves fijas:

1- El público objetivo al que te quieres dirigir es muy importante ya que es el que indirectamente va a definir el desarrollo de una campaña de marketing online. Te dará las pistas para desarrollar las formas y los medios por los que se deben efectuar la campaña siempre con un lenguaje coloquial y cercano. Un estudio previo del mismo te hará saber cómo actuar.

2- Cuando tengas estos datos analizados lo que hay que definir es lo que tu empresa quiere transmitir y cómo satisfacer a los clientes. Para ello has de saber si deseas aumentar presencia online, aumentar el tráfico de la web o incrementar las ventas.

3- Una vez lo tengas todo claro, analizado y listo simplemente hay que darle valor a tus objetivos específicos para que sean medibles, alcanzables y relevantes.

4- Cuando las acciones de marketing online estén funcionando es necesario llevar un seguimiento para saber su evolución y poder solucionar problemas. Con ello puedes medir los resultados, los clics, las visitas a la web, la procedencia del tráfico, el tiempo de visita en la web…

En definitiva, si deseas desarrollar una buena estrategia de marketing sólo tienes que tener claros estos pasos para llevarlos a la práctica correctamente.