Logo adSalsa

LaVidaEsEsoQuePasaMientras.--300x300Malos datos y ausencia de casos de éxito en los telediariarios. Esa es la tónica. El día a día y su rutina representada a través de nuestros medios de comunicación, y a través de las experiencias de los que tenemos más cerca. La crisis actual sigue afectando a los mercados de una manera brutal, y en esta vorágine por sobrevivir económicamente a los malos tiempos parece ser que las nuevas tecnologías están llamadas a dar un pequeño respiro.

El sector de medios de comunicación y ocio promete crecer en España gracias a la aparición de los dispositivos de ultima generación; aquellos llamados móviles e «inteligentes». Al menos esto es lo que asegura un estudio titulado «Global Entertainment and Media Outtlook 2012-2016», realizado por la consultora PWC.

Un dato que deja al sector online soñando con un futuro prometedor, pues el mismo informe asegura que en 2016 representará el 40% de los ingresos totales de la industria de los medios y el ocio. De acuerdo a los datos de PWC semejante auge estará provocado en su mayoría por la aparición de los smartphones y las tablets.

La bonanza augurada para dentro de cinco años favorecerá a actividades como la publicidad online cuyas previsiones apuntan a que registrará un incremento del 14’2%, lo que representaría unos 1.989 millones de euros. A su vez el acceso a Internet mostrará una mejora significativa valorada en un 6’8%, que en datos económicos puede llegar a representar unos 7.997 millones de euros.

Junto a estos dos modelos de negocio podemos encontrar las televisiones de pago. En el informe se les presume un aumento del 6,2% mundial. No obstante en España tan sólo está previsto un crecimiento de medio punto, cuyas ganancias rondarían los 2.336 millones de euros.

En el trabajo impulsado por PWC también tienen lugar los medios de comunicación. Coincidiendo con una corriente de opinión bastante extendida, parece ser que las versiones digitales irán ganando terreno al papel durante el próximo quinquenio. Evoluciones del sector aparte, se señala un aumento en los ingresos de un 1,5%; lo que podría llegar a representar unos 141.512 millones de euros a nivel mundial. España podría llevarse unos 2.207 millones, aunque su crecimiento se presume un punto por debajo de la media mundial.

La otra cara de la moneda la presentan las revistas. Pues aunque la venta de libros electrónicos se incrementará gracias a las tablets y e-books, los ingresos tenderán a descender un 2,9% en nuestro país frente al crecimiento de 1 punto que se registrará en el resto del mundo.

La industria cinematográfica, en cambio, si tiene buenas perspectivas con un crecimiento del 2,1% gracias a las televisiones con conexión a Internet.

La conclusión en frío sobre estos datos es esperanzadora aunque la esperanza que ofrece es a demasiado largo plazo. Habrá que tener paciencia. Mientras tanto se nos presenta un nuevo escenario que nos deja pensando en 2016 como una buena fecha donde explotar aquella tecnología que ya estamos desarrollando ahora. De aquí a cinco años quién sabe lo que pueda suceder. La única forma de conocer el camino- más allá de previsiones y numerología- es andarlo. Hoy día 7 de noviembre encontramos en Twitter como Tema del Momento el siguiente hastag: #LaVidaEsEsoQuePasaMientras.

Habrá que aplicarse el cuento.