Logo adSalsa

El Social Media sigue buscando su propio camino. La gran fuerza que se le suponía comienza a ser discutida por todos. No es de extrañar. Más de uno confiaba en hacerse rico si montaba un Facebook.

Antes de meternos en materia me gustaría recurrir a un caso que puede servirnos de ejemplo para explicar la extraña evolución del Social Media. Para ello deberemos viajar muchos años atrás. Los recién conquistadores de lo que entonces llamaron las Indias Occidentales (hoy América) llevaron a Europa una curiosa planta. Esta nueva rareza botánica fue enseguida apreciada por todos y colocada en las casas como elemento decorativo gracias a su gran hermosura. Y así pasaron los años, hasta que una feroz hambruna asoló el viejo continente. Entonces decidieron que tal vez sería bueno comerse el tubérculo de esta nueva especie. El hecho histórico al que hago referencia no es otro que el descubrimiento de la patata.

Patrón del Social Media

Las redes sociales parecen seguir un patrón parecido. Muchos son los que las utilizan pymepoco más que como un elemento decorativo. Como una frivolidad. Al igual que la patata fue una planta que demostraba cierta posición en la sociedad de la época, parece ser que las redes sociales son cosa de ciertas clases de empresas: las grandes.

No obstante nos encontramos en un ciclo económico que pide pequeñas y medianas empresas. Emprendedores capaces de dinamizar un mercado a la deriva. ¿Dónde están los datos? Bien; ha llegado de nuevo la hambruna, y la mayor parte del tejido empresarial corresponde a las siglas PYME ¿Pueden las redes sociales aportar algo realmente?

Pues la verdad es que no lo sabemos por pura estrechez de miras. Mientras nos dedicamos a intentar vender a las grandes marcas la necesidad de que se presenten en la red (y no digo que no haga falta), obviamos a una parte importante que necesita la “profesionalización” de su Social Media. Algo que urge, y mucho.

Para adaptarse al nuevo modo de darse a conocer y de vender, hay que usar las Redes Sociales conforme a los patrones establecidos. Hay que ser interactivo, publicitar nuestro producto u/o servicio y para ello hay que ser directo y atractivo.

Han surgido a lo largo de la evolución del Social Media innumerables herramientas para hacer esto posible como por ejemplo, facebook ads, instagram shopping, google ads… herramientas que son ejes de apoyo de la propia red social y que ayudan a aumentar las interacciones, las conversiones y las visitas a tu sitio web.

La clave de la evolución en el social media es dejar de ver a la patata como algo decorativo y en vez de eso, cortarla de mil maneras diferentes para comprobar cuál de esas formar le va mejor a tu negocio, ya sea para posicionar una web o para generar muchas ventas.