Logo adSalsa

Como un arte de coctelería. Así es como debe mezclarse un buen contenido en un cocktailmensaje de Email Marketing. Aquello que queremos decir con aquello que nuestro cliente quiere oír debe de mezclarse de forma tal que una cosa parezca natural al lado de la otra.

Los dos ingredientes básicos del contenido en el Email Marketing son la información y la publicidad. Muchos tan sólo usan publicidad en sus campañas de emailing. Hasta nuestros días no ha sido una mala apuesta, ya que ha dado sus frutos. No obstante, esta práctica falla a la hora de fidelizar al cliente. ¿Qué sucede si no tienes ofertas buenas cada semana o cada mes? Entonces es mejor no enviar nada a enviar morralla porque el cliente/usuario es exigente y no se piensa conformar con cualquier cosa.

Sin embargo sería bueno acompañar a nuestra publicidad con buenos contenidos. Contenidos de calidad y con información útil que cubran las necesidades de nuestro usuario. Esto provoca que la marca/producto y el cliente compartan un “hobby”. Se trata de crear un “lugar común” donde encontrarse cada cierto tiempo, consiguiendo que el cliente potencial lo busque o lo espere. En ese ambiente es en el que podemos incluirle ofertas y promociones, que aunque en su mayoría no sean “impresionantes”, si pueden tolerarse hasta que llegue esa gran oferta.

Las medidas perfectas de este cóctel son: 60-75% de información útil y el 40-25% de publicidad.

Instrucciones para un buen preparado:

– Información útil (entre 60 y 75%)
– consejos
– opiniones de expertos
– interés general o específico
– Publicidad (entre 40 y 25%)
– Productos
– Servicios
– Promociones
– Ofertas
– Cupones descuento

Estos son los posibles elementos que pueden convertir nuestro Email Marketing en una apuesta a ganador. Fidelizar al usuario es atraerle a un lugar que está creado especialmente para él, y dónde siempre está dispuesto a regresar.