Logo adSalsa

Un nuevo informe sobre Mobile ha vuelto a suponer el escenario perfecto donde IOS y Android pueden seguir su guerra particular para destacarse como sistema predilecto por los usuarios de dispositivos móviles.

En esta ocasión la disputa se juega de acuerdo a los datos ofrecidos por “El Barómetro Splio sobre aperturas de Email Marketing Móvil”. El sistema de la manzana se ha impuesto a los de Android. El estudio analiza los dispositivos utilizados por los usuarios para abrir los emails provenientes de campañas de emailing. Según los resultados la clasificación durante el primer semestre de 2012 quedaría así:

  • IOS 43,85%
  • Android 29,16%
  • Symbian 1,32%
  • Blackberry 0,11%
  • Otros 25,56%

Una diferencia tan abrumadora en favor del sistema IOS es impactante, pues a pesar de la gran popularidad de los dispositivos de Apple, es presumible que exista una mayor igualdad con Android. Además, el informe señala como principales fuentes de aperturas el iPhone y el iPad. Algo curioso, pero que tiene una explicación.

Tal y como se señala de manera textual en el estudio: “También hay que atribuir una parte de las mayores tasas de apertura en iPhone y iPad a la manera en que estos dispositivos abren los email, con las imágenes activas. Dado que se considera un email abierto en móvil cuando se activan las imágenes” (Splio Refreshing Marketing, 2012 , “El Barómetro Splio sobre aperturas de Email Marketing Móvil”, 1R Semestre 2012)

De acuerdo a estas palabras queda al descubierto la trampa de este estudio y de que sus datos no pueden ser definitivos en tanto que no toma una referencia real. Aunque también nos muestra que las campañas de email marketing pueden tener cierta ventaja si son enviadas a dispositivos IOS. Sea como sea, los datos entre estas dos potencias que aspiran a universalizar la tecnología Mobile siguen sucediéndose.

El desenlace de esta guerra tardará en llegar. De este modo se hace difícil prever un claro ganador. Pero si hay una cosa clara es que el Email Marketing será uno de los pesos puntuales que pueden desequilibrar la balanza en favor de uno u otro.