Logo adSalsa

Circula por la Red que el Social Media registra unas cifras de negocio impresionantes: 6.950 millones de euros a nivel mundial. Las mismas fuentes y lugares aseguran que el crecimiento de la inversión en el sector es del 56% anual. Unos números realmente positivos si decidimos confiar en ellos. Según estos resultados el Social Media está funcionando perfectamente. Ante esto sólo hay dos conclusiones posibles: hay mucha inversión porque de algún modo genera mucho dinero, o hay mucha inversión porque los inversores son unos enamorados de las 2.0 a los que les encanta potenciar el branding de su empresa y quieren tener un millón de amigos para así más fuerte poder cantar.

incognita-300x267 El tema está en que cuando uno se pasea por los congresos una de las cosas que más escucha – y de gente muy fiable, además- es que aquí hay poco que rascar. Que hay que estar porque hay que estar, pero poco más. De ganar money, nada de nada. ¿Adivinan la reacción de los directivos de una empresa cuándo se les traslada semejante mensaje? Y en medio de esta tempestad de opiniones y sentimientos encontrados el Community Manager y sus compinches en Social Media zozobrando y maniobrando como bien se puede.

Mejor será no desesperar. Los datos que aparecen y las opiniones que oímos no deben afectarnos demasiado. Por supuesto que debemos de tener en cuenta las diversas informaciones que nos llegan, pero también hemos de buscar algo más. No podemos dejar de intentar hacer cosas sólo porque otra persona- sea quién sea- diga que es imposible.

Los cliches, los mitos, las estadísticas, e incluso la ciencia, están para ser superadas. Su propia naturaleza requiere de ello. Sin esa capacidad de innovar, de mejorar, de crear no tendríamos necesidad de su existencia. Al menos hoy me he llevado una alegría. Algo que tal vez puede romper con esos datos que pueden frenarnos. Según el estudio “Social Media Around the World 2012” más de la mitad de los comentarios en las redes sociales de las empresas son positivos, y tan sólo el 10% son negativos. Aunque uno no puede evitar ponerse a pensar en algún caso puntual, esta referencia bien puede marcar una pauta y romper una imagen negativa sobre el Social Media: el miedo que puede existir en una empresa o corporación a tener presencia en las redes sociales.

Las contradicciones en el Social Media son naturales. Sólo la experiencia puede ofrecer algo de luz en un mercado que no es que esté verde sino que apenas ha empezado a dar los primeros frutos. De momento, al igual que en los almendros en su época más temprana: todo son flores.