Logo adSalsa

Escribir un correo electrónico lo puede hacer cualquiera. De hecho hoy en día lo hace cualquiera. Gran parte del sector aún no ha comprendido la importancia de que las personas que escriben estos mensajes publicitarios sean realmente profesionales de la palabra escrita.copywriter

Mientras en otros medios como la televisión o la radio, a nadie se le ocurriría ignorar al redactor del equipo publicitario, en el mundo del email marketing el copywriter debe permanecer totalmente impasible ante los desmanes del personal.

La competencia cada vez mayor de este tipo de comunicación nos obliga a mejorar todos los aspectos de nuestro negocio si queremos estar entre las empresas destacadas.
Los principales problemas de los correos electrónicos que se publican hoy en día son 2:

1- Busca satisfacer las necesidades del producto/marca: Este método presenta bien el producto aunque obvia totalmente al cliente.
2- Busca satisfacer el ego del redactor/agencia: En las escuelas de periodismo se dice que uno debe de preguntarse para quién escribe.

Ambos errores podrían definirse como uno solo: un mal enfoque. Lo importante de una comunicación escrita que intenta parecer relevante al cliente no puede obviar al cliente. Eso es algo absurdo. Dirigir los contenidos hacia la elevada tarea de satisfacer las necesidades, deseos y sueños de nuestros clientes, hará que estos se transformen en “seguidores”. Esto es la fidelización (tan de moda últimamente, hasta el punto de parecer que haya sido inventada por el mundo online)

Los 3 contenidos que un cliente puede “valorar” como positivos son:

1- Contenidos exclusivos. Información sobre un tema común que haga que marca/producto y cliente se encuentren. ¿Qué tienes en común con tu cliente?
2- Contenidos de Calidad. Escribir no es difícil. Escribir bien es algo más complicado. ¿Quién redacta tus promociones?
3- Ofertas y descuentos especiales. A nadie le amarga un dulce. Aunque no te pases con la información comercial. Se trata de aportar “valor”. Más adelante hablaremos de las proporciones información útil-publicidad que debe de tener un email.

En un futuro no muy próximo no es descabellado pensar que se mejore en la redacción del email marketing. Hay mucho margen de mejora. Mientras tanto: Mucha suerte.