Logo adSalsa

Más allá de si hemos confundido en demasiadas ocasiones un correo electrónico con una diferentestallasWeb, lo cierto es que el Email Marketing se ha adaptado a los formatos Web tradicionales. Textos e imágenes en diferentes columnas, que dependían de la naturaleza del envío en cuestión.

Un boletín electrónico de noticias corporativas, por ejemplo, solía recoger la esencia de un medio de comunicación online. Una plantilla de producto se basaba en una presentación del producto sencilla y clara. Las landing pages solían tener dos columnas y repartir por su espacio vídeos, formularios… sin embargo el Mobile ha llegado, y este mundo no funciona del mismo modo. Las pantallas se han reducido considerablemente y necesitamos adaptar nuestro mensaje a un medio cuya influencia va en aumento.

Para cualquier persona que suela trabajar con envíos no será un gran descubrimiento que les digamos que cada vez son más los correos abiertos a través de dispositivos móviles.

Las pantallas de los ordenadores tradicionales ofrecen un área muy superior a la de los móviles. Utilizar, entonces, los mismos diseños que fueron adaptados para las pantallas de 21” no parece lo más adecuado. Esto puede representar serios problemas para nuestros diseños vía Mobile. Podemos destacar dos:

1-  Mala legibilidad

2-  Nula usabilidad

Los mayores problemas en cuanto a legibilidad vienen derivados de que meter un diseño Web en un móvil provoca que todo se vea muy pequeño, y que al ampliar sólo se pueda ver un trozo, con lo que las frases se cortan. Esto fuerza al lector a hacer scroll de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Algo incomodísimo, que hace muy difícil la lectura, cansando al usuario y provocando el abandono de la página.

En cuanto al problema de la usabilidad es claro. Estamos hablando de una presentación no adaptada. Por lo tanto difícil de leer y de manejar. El clic ya no se realiza con el ratón, ni la pantalla se mueve con un scroll tradicional. Todo funciona ahora con el dedo. Por lo tanto tiene que estar pensado para esta nueva manera de interactuar. Nuestro correo debe seducir.

Estos problemas han provocado que esté empezando a surgir toda una cultura en torno al Responsive Web Design o Diseño Web Adaptativo. Una idea que viene resonando en la cabeza desde que a alguien se le ocurriera allá por el año 2008, acuñar el término “One Web”.

La necesidad de que el diseño se acople a cada uno de los dispositivos actuales es latente. En ello nos jugamos que nuestra comunicación tenga o no éxito.