Logo adSalsa

A finales de 2011 y principios de 2012 la corriente de opinión mayoritaria defendía el futuro dominio de las redes sociales en esto del e-commerce. La visión de un lugar punto de encuentro entre clientes/usuarios y productos/marcas parecía el escenario perfecto para un romance comercial.

El punto de vista era claro: las redes sociales estaban destinadas a ser el nuevo líder y heredar así el reinado del Email Marketing. Todo cuadraba. Mientras el uso del correo electrónico ofrecía grandes hándicaps (molesto, invasivo, spam, filtros cada vez más complicados…) a las comunidades virtuales se les concedía un aura mística que atraería al target deseado y que crearía relaciones capaces de potenciar las ventas.
Sin embargo las teorías son sólo eso: teorías. Visiones de lo que creemos que puede pasar. A veces se acierta algo, a veces no; pero es realmente difícil acertar con exactitud aquello que va a suceder.

Mientras las redes sociales siguen buscando su camino, el Email Marketing ha ido limando esos problemillas que arrastraba. Si podía parecer molesto, los profesionales han respondido comprometiéndose con el consentimiento del usuario. Por otro lado, la sofisticación de los filtros antispam está consiguiendo una verdadera “profesionalización” de la actividad. En la actualidad sólo triunfan los mejores. Ahora tenemos a los que llegan al cliente/usuario y a los que no. Parece fácil pensar que estos segundos tienen dos caminos: mejorar o desaparecer.

Junto a estos movimientos del Email Marketing aparece otro gran candidato al trono de Rey del Marketing Online. Aquí la conversión manda, y desde principios de 2012 emerge el SEO. La presencia en buscadores ha sido y es una realidad que cada día suscita más interés por parte de los anunciantes.

Los ratios de Conversión ofrecidos desde finales de 2012 hasta nuestros días ofrecen cifras que derrumban las hipótesis iníciales:

conversión

Tal y como se puede comprobar en el gráfico, las cosas no salen como se suponía.

Se esperaba un rápido ascenso de los ratios de conversión del Social Media. No obstante, la realidad es que su mejor resultado se consigue en el cuarto cuatrimestre de 2012 con un 0,88% de conversión, para después descender en el primer cuatrimestre de 2013 hasta el 0,71%. En honor a la verdad, las demás herramientas también sufren un descenso en el mismo período de tiempo, pero las diferencias respecto al Email Marketing y los buscadores perduran.

El Email Marketing parece, pues, que tiene cuerda para rato, mientras técnicas como el SEO y el Social Media van a tener que mejorar si quieren acercarse. Sacar lo máximo a todas estas herramientas parece ser un buen reto.