Logo adSalsa

Son ya muchas las empresas que crean estrategias de contenidos para lograr sus beneficios, no obstante, muchas de ellas fallan en el cumplimiento o planificación de dicha estrategia. la redacción de contenidos no es ninguna tontería y si se hace con una buena estrategia te aseguramos que tu empresa cosechará buenos éxitos. De este modo, es imprescindible señalar los 5 objetivos básicos que debes plantearte (y cumplir) si quieres crear una exitosa estrategia de content marketing.

1. Aumentar el tráfico de tu web

El primer paso que debemos plantearnos es cómo conseguir atraer más tráfico a tu página web; evidentemente tráfico de calidad, que mejore tu posicionamiento orgánico. Si vamos más allá, no debemos olvidar medir dicho tráfico, pues con herramientas como Google Analytics podemos medir cosas tan sencillas pero a la vez tan útiles e importantes como el tiempo de navegación, el porcentaje de rebote, el origen del tráfico, el comportamiento…

 

2. Crear la imagen de la marca

Si aún no tienes una marca consolidada deberás conseguir que el público te reconozco. En el caso de tener ya una marca deberás esforzarte por reforzar esa imagen. Mucha gente se pregunta ¿Cómo?, pues con originalidad y añadiendo tanto valor como calidad a tus seguidores.

3. Conseguir clientes potenciales

Supongo que conocerás el refrán de… “más vale pájaro en mano que cientos volando” Pues bien, con este dicho popular podemos explicar que deberás generar un público que se interese por tus servicios y/o productos. Que no vale la pena generar un tráfico absurdo al cual no le interesa nada de lo que le estás ofreciendo. En definitiva, selecciona y ganarás.

4. Mejorar el engagement

Deberás conseguir que tus consumidores formen parte del desarrollo, en relación con tu marca. Todo sobre lo que estamos comentando es como una cadena en la que sus engranajes deben ir colocándose poco a poco, por ello una vez tengamos tráfico, marca unos clientes potenciales es la hora de estrechar lazos y hacer que se mejore aún más la experiencia y el valor de tu marca.

5. Generar ventas

Es difícil establecer una relación directa entre el content marketing y la venta, pero sí es posible.

Si consigues generar los 4 objetivos anteriores este último (y más importante) llegará solo, ya que el ratio de conversión mejorará sin duda.Si realizando estas acciones u objetivos no logras aumentar las ventas tendremos que empezar desde cero y detectar el problema.

Requisitos de un buen mensaje para Email Marketing

Mejora tus mensajes y mejorarás tu porcentaje de clic.

La creatividad de un email es importantísima. Una vez hayamos conseguido mejorar nuestra apertura mediante un buen asunto resulta imprescindible haber conformado un mensaje que atrape al receptor y que le diga aquello que queremos transmitirle de una forma clara y memorable.

Si el asunto de un email es el responsable de la apertura, el mensaje es el encargado de facilitar un buen porcentaje de clics. Debemos convencer al receptor para que realice una acción determinada: inscribirse en una oferta, comprar, consultar, contactar, pedir más información.. para ello es imprescindible colocar un buen «call to action» que nos ayude a conseguir que nuestro propósito tenga éxito, y utilizar unos contenidos basados en la audiencia a la que se dirige el mensaje.

Estos son los primeros 17 principios para conseguir conformar un buen mensaje para las campañas de Email Marketing:

1. El contenido no debe incluir demasiadas imágenes. La proporción ideal es un 80% texto y un 20% imágenes.

2. La versión en texto no debe contener más de 70 caracteres por línea.

3. Utilizar tablas en el diseño del mensaje.

4. El ancho estándar para un correo electrónico en HTML es de 650 píxeles.

5. El tamaño máximo recomendado para el correo electrónico es de 80 KB.

6. Envíe siempre mensajes de varias partes (HTML y texto plano) incluso si la versión en texto plano sólo contiene un resumen de pocas líneas y un vínculo a la versión (al menos 30 líneas es lo más acertado)

7. Todas las imágenes deben de estar en formato .jpg o .gif. Todas las imágenes deben de tener una etiqueta alt.

8. Utilice siempre comandos HTML estándar para el código HTML. Algunos clientes de correo no pueden mostrar correctamente el contenido cuando se crea utilizando códigos u hojas de estilo de HTML especiales; evite el CCS, las capas y los mapas. Si el uso del CSS en el encabezado es inevitable, asegúrese de que el aspecto de su correo es adecuado sin este estilo.

9. Asegúrese de que su código HTML es lo más limpio posible, por ejemplo, cierre siempre las etiquetas abiertas. Valide el código HTML siempre que sea posible.

10. El uso de un editor de HTML o texto básico proporcionará resultados mucho más limpios.

11. Todas las etiquetas HTML deben de escribirse en minúsculas.

12. Utilice etiquetas <p></p> en vez de <div></div> y evite el uso de etiquetas <tbody></tbody> en tablas.

13. Las etiquetas HTML del tipo <map> o <th> podrían aumentar su puntuación como correo no deseado.

14. Evite el uso de la combinación de caracteres /? después del dominio dentro de los vínculos (por ejemplo http://adsalsa.com/?ejemplo/ejemplo.php). Podría interpretarse como correo no deseado.

15. La página HTML no debería superar la longitud de una página en A4 (MS Word).

16. No utilice java, JavaScript, Frames, ActiveX o formularios en el cuerpo del correo electrónico.

17. Evite el uso de ficheros adjuntos, a menos que tenga la seguridad de que sus destinatarios podrán recibirlos, ya que la mayoría de cortafuegos quitarán estos ficheros adjuntos desconocidos de los correos electrónicos. Le recomendamos que envíe archivos PDF si necesita mandar anexos.

Estos pequeños consejos pueden ayudar a que un envío de Email Marketing alcance los propósitos deseados. Por supuesto hay muchas cosas más. En esta misma página ya hemos visto como realizar un buen asunto y ahora como confeccionar un mensaje y una creatividad eficaces.

Los 3 tipos de redacción de contenidos imprescindibles en el Email Marketing

Escribir un correo electrónico lo puede hacer cualquiera. De hecho hoy en día lo hace cualquiera. La redacción de contenidos está menos valorada de lo que debería. Gran parte del sector aún no ha comprendido la importancia de que las personas que escriben estos mensajes publicitarios sean realmente profesionales de la palabra escrita.

Mientras en otros medios como la televisión o la radio, a nadie se le ocurriría ignorar al redactor del equipo publicitario, en el mundo del email marketing el copywriter debe permanecer totalmente impasible ante los desmanes del personal.

La competencia cada vez mayor de este tipo de comunicación nos obliga a mejorar todos los aspectos de nuestro negocio si queremos estar entre las empresas destacadas.
Los principales problemas de los correos electrónicos que se publican hoy en día son 2:

1- Busca satisfacer las necesidades del producto/marca: Este método presenta bien el producto aunque obvia totalmente al cliente.
2- Busca satisfacer el ego del redactor/agencia: En las escuelas de periodismo se dice que uno debe de preguntarse para quién escribe.

Ambos errores podrían definirse como uno solo: un mal enfoque. Lo importante de una comunicación escrita que intenta parecer relevante al cliente no puede obviar al cliente. Eso es algo absurdo. Dirigir los contenidos hacia la elevada tarea de satisfacer las necesidades, deseos y sueños de nuestros clientes, hará que estos se transformen en “seguidores”. Esto es la fidelización (tan de moda últimamente, hasta el punto de parecer que haya sido inventada por el mundo online)

Los 3 contenidos que un cliente puede “valorar” como positivos son:

1- Contenidos exclusivos. Información sobre un tema común que haga que marca/producto y cliente se encuentren. ¿Qué tienes en común con tu cliente?
2- Contenidos de Calidad. Escribir no es difícil. Escribir bien es algo más complicado. ¿Quién redacta tus promociones?
3- Ofertas y descuentos especiales. A nadie le amarga un dulce. Aunque no te pases con la información comercial. Se trata de aportar “valor”. Más adelante hablaremos de las proporciones información útil-publicidad que debe de tener un email.

5 cosas que harán fracasar una newsletter para clientes

Las newsletters son una buena manera de conseguir un contacto positivo con el targetdeseado. Reactiva a los clientes, mantiene fresca la relación con los mismos ante posibles cambios de direcciones de correo y de otra naturaleza, a la vez que promueve los buenos resultados de una manera cíclica.

Aún así es muy difícil encontrar a las empresas que se rigen por una política correcta a la hora de utilizar una herramienta tan valiosa. La falta de comunicación entre el departamento de Marketing, el departamento de Diseño y el departamento Comercial puede dar al traste con una serie de pautas que deben ser sagradas si ambicionamos sacar algo de provecho.

Los 5 errores más comunes a la hora de realizar una newsletter corporativa son:

1- Poca Frecuencia

Enviar nuestra newsletter con una periodicidad baja no permite que haya fidelización. El usuario se olvida totalmente de nosotros. El destino más probable es que acabe dándose de baja. A esto hay que sumarle que nuestra lista de envío queda desfasada, pues el 32% de las personas cambia de dirección de correo electrónico cada año. La falta de una relación continuada provoca que se pierda ese contacto definitivamente.

 

2- Mucha Frecuencia

El caso contrario es lanzar una newsletter con una frecuencia demasiado elevada. Corremos el riesgo de cansar a nuestros receptores, e incluso molestarlos. Esto puede acarrearnos la baja, e incluso una denuncia por abuso.

3.- No definir una identidad

Cambiar de imagen una y otra vez no es demasiado bueno. Los principales problemas son el perjuicio a la imagen de marca y el peligro de jugar demasiado con los filtros de spam. El primer problema causa que nuestros suscriptores no nos identifiquen fácilmente y por lo tanto no conciban una imagen sobre nosotros. En cuanto al segundo problema corremos el riesgo de caer en spam o de estar haciendo mil pruebas cada vez que queramos lanzar una campaña, convirtiendo la «sencilla» tarea de enviar una newsletter en un verdadero trayecto por el desierto. Puedes complicar lo sencillo o hacer sencillo lo complicado ¿Qué crees que es más rentable para tu empresa?

4.- No regularidad

A pesar de su parecido no tiene tanto que ver con la frecuencia como hemos de suponer. Cuando hablamos de regularidad nos referimos a la planificación. Hemos de acostumbrar al suscriptor. Éste ha de esperar nuestra comunicación. Si enviamos el día 15 enviamos el 15, y si es todo los martes, es todo los martes. Esta periodicidad es muy útil para conseguir que nos sigan. ¿Puedes recordar alguna serie de televisión que cambiara continuamente de hora y día de la semana y que haya durado algo en parrilla? La falta de regularidad es la medicina perfecta para acabar con el fenómeno «fan». Es innegociable si queremos hacer que funcione.

5.- No tener objetivo alguno.

Enviar newsletters porque toca es otra de las prácticas que se repiten. Se acaba el tiempo, llega el día y aun estamos pensando en que decir. La solución: envía cualquier cosa. Mal, horrible… Es necesario planificar. No podemos desperdiciar un potencial como el que nos da nuestra newsletter porque no hemos querido programar. Necesitamos tres tipos de objetivos: uno a corto plazo (cada mes), uno a medio plazo (cada 3 o 4 meses) y uno a largo plazo (cada año). Si no tenemos razones para hacer algo ¿por qué lo hacemos?

En definitiva, la redacción de contenidos ya sea para una web o para una estrategia de email marketing es fundamental para alcanzar el éxito en tu trabajo.