Analiza La Efectividad De Tus Campañas De Email Marketing

Email Marketing

Una buena estrategia de email marketing nos puede ayudar a conseguir importantes resultados para una empresa. Y es que, aunque para muchos el uso de los correos electrónicos es algo más bien del pasado en cuanto a marketing se refiere, no es así en absoluto si hay una buena planificación y, por supuesto, un análisis.

Este último es siempre necesario para ver qué podemos mejorar hasta conseguir los resultados deseados. O, por qué no, ver que está yendo bien una determinada campaña y tomar nota para las posteriores. Para quienes nos dedicamos a este sector desde hace tiempo sabemos que los envíos de correos pueden verse muy bien recompensados, pero para eso hay que hacer las cosas bien. Sino, no solo el trabajo se perderá si no que se puede crear una mala imagen de la empresa en los clientes o clientes potenciales con lo que la venta de productos y servicios con esta herramienta se haría, cada vez, más complicada.

Para que quede claro este concepto, antes de pasar al análisis sobre la efectividad de nuestras campañas de email marketing, he aquí algunos email marketing ejemplos que pueden servir como una excelente guía sobre qué hacer y qué no hacer cuando tenemos que enviar emails. Con esto, al menos, tendremos una buena base. 

Campañas efectivas de email marketing

Así de primeras podría parecer algo muy básico: tenemos que revisar cómo ha ido el trabajo que hemos hecho y la inversión que hemos realizado. Aun así, y aunque parezca mentira, este paso no siempre se hace y, obviamente, es fundamental.

Si no, puede ser que tengamos suerte, que nuestra intuición nos sirva para un determinado número de veces, pero no estaremos trabajando con números reales y ajustarnos, adaptarnos y mejorar es casi imposible. Nadie espera que con la primera campaña de email marketing se consigan resultados extraordinarios, aunque es siempre una posibilidad, pero sí que sería deseable en cualquier empresa que se analice la situación de partida para tratar de mejorar siempre.

Incluso aunque una empresa crea que no tiene tiempo, tendrá que sacarlo de donde haga falta para llevar a cabo este análisis con los resultados obtenidos. Pero, ¿cómo hacerlo? ¿desde dónde comenzar?

1. Fijar objetivos

No podemos saber si está yendo mal o bien si no tenemos ningún objetivo que alcanzar. En función del tipo de campaña de email marketing que lancemos, tendremos unos objetivos distintos y con ellos unas KPI a tener en cuenta. Por ejemplo, si lo que estamos haciendo es informar con un envío masivo de emails a todos nuestros contactos de un servicio nuevo, lo que más nos puede interesar es saber cuántas de esas personas han abierto nuestro email. En principio, esto nos puede indicar cuántas saben de esta novedad.

Y decimos en principio porque podría ser que no hayan llegado a leer el mensaje en sí. Pero si, por ejemplo, se lanza una oferta, es mucho más importante saber cuántas personas han hecho clic en el CTA (o llamada a la acción) y han llegado a las landing pages.

En el caso en el que no se cuente aún con un listado de contactos propio o lo suficientemente grande tenemos que recordar que siempre podemos comprar base de datos en función de los parámetros que más convengan a nuestra empresa. Por ejemplo, por cuestiones demográficas, sociales o poder adquisitivo. 

2. Tasa de apertura

Ya lo dijimos más arriba, las tasas de apertura no son siempre el indicador que más nos puede interesar (KPI) pero, desde luego, suele ser uno de los principales en cualquier campaña de email marketing. Si el email que hemos preparado con tanto cuidado y que contiene información relevante no se llega ni siquiera a abrir, hemos fracasado antes de empezar.

Será muy importante el ver qué es lo que está fallando: el email desde el que se manda que, quizás, puede crear desconfianza, el asunto, el momento en el que se manda… Hay que tener en cuenta que, hoy en día, las bandejas de entrada suelen estar llenas de email con publicidad por lo que es normal que el que reciba nuestro email tenga que hacer una selección.

Algunas veces es tan sencillo como echar un ojo a nuestra base de datos. Si las bases de contactos no son adecuadas, no están actualizadas o no están segmentadas, tendremos un mal punto de partida porque no a toda esa gente le va a interesar lo que les queremos contar siempre. Mejor hacer una campaña de email marketing con un público concreto en mente. 

campañas efectivas de email marketing

3. Tasa de rebote

A veces es mucho más sencillo que todo lo mencionado con anterioridad, pero igualmente importante y revelador. Tendremos también que fijarnos en cuantos email, simplemente, no llegan a su destino.

Esto puede pasar porque esa cuenta se haya desactivado o porque no se haya escrito bien la dirección de correo electrónico. Revisar esto puede cambiar la campaña de email marketing y trabajar con números mucho más precisos a la hora de realizar un análisis. Una herramienta de email marketing que nos ayude con esto siempre será útil. 

4. Tasa de clics

Nos ponemos en la mejor de las situaciones: hemos creado una campaña de email marketing, hemos elegido bien nuestra base de datos para el envío y ha tenido una buena tasa de apertura. El siguiente paso es saber si hemos llevado a esas personas a la acción.

Puede ser con cosas muy sencillas como que hayan hecho clic y hayan llegado a nuestras redes sociales. Tener más followers va siempre bien y, a cambio, se les puede ofrecer acceso, por ejemplo, a una promoción o a ver ofertas exclusivas en dichas redes.

En otros casos esas CTA o llamadas a la acción estarán orientadas, directamente, a la venta. Es un paso más allá, pero también fundamental y quizás el más difícil. 

5. Tasa de conversión

Que sería justo de lo que estábamos hablando al final del punto anterior. Aquí nos vendría muy bien tener en cuenta el ROI que no deja de ser un indicador que nos muestra el total de las ganancias que hemos tenido, quitando los costes de inversión.

campañas efectivas de email marketing

Este punto es fundamental porque, al final, sea la empresa que sea siempre tendrá como objetivo las ventas. Puede ser que todo lo demás haya ido bien, que el email haya sido abierto, haya gustado el contenido, ahora nos sigan en Facebook e Instagram, pero no terminen de comprar. A este punto habrá que ver si es el producto o servicio lo que no funciona, quizás el cómo está planteado, el precio…

Sea como fuere el email marketing está tan presente como en sus inicios y todo parece indicar que no solo no va a desaparecer sino que hay que tenerlo muy presente. Eso sí, cuidándolo y dedicándole tiempo porque una vez que nuestros email se consideran no deseados es muy complicado volver atrás.

Haciendo un buen análisis de nuestra campaña de email marketing podremos hacer los ajustes necesarios para tener éxito. Si quieres más información síguenos en las redes sociales o ponte en contacto con nosotros.

¡No puedes irte aun!

Mira lo que tenemos para ti:

Qui c’è un altro articolo che ti può interessare!

Não pode sair ainda!

Veja o que temos para si:

You can’t leave yet!

Check what we have for you:

Share via
Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos tecnologías, como las cookies, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de Cookies

Ajustes de Cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de mejorar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web utiliza cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook.

AnunciosNuestro sitio web utiliza cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses.

OtherOur website places 3rd party cookies from other 3rd party services which aren't Analytical, Social media or Advertising.